Costes de pre-construcción

¿Sabía que hay algunos costes antes de que comience la construcción de un proyecto? Es cierto.

Habrá algunos gastos para los que los clientes deben estar preparados antes de colocar el primer ladrillo. Estos pueden incluir el coste de la planificación, la compra de materiales o antes de la construcción interés. Echemos un vistazo a servicios previos a la construcción y los costes para garantizar que no haya sorpresas cuando llegue el momento de su proyecto de construcción.

¿Qué son los costes de pre-construcción?

En pocas palabras, los costes previos a la construcción se definen como aquellos que el cliente debe pagar antes de que comience el trabajo de construcción. Aunque no hay muchos gastos asociados a la fase de preconstrucción, hay algunos que el cliente debe conocer. El primero de ellos es el coste de la preconstrucción en sí.

Costes de planificación previa a la construcción

El fase de planificación previa a la construcción es la fase de un proyecto de construcción que tiene lugar antes de que comience la construcción. Esto implica la planificación inicial del alcance del proyecto, la programación, el presupuesto y todo lo demás que ayudará a que se realice un trabajo de construcción.

Una cuidadosa planificación previa a la construcción será muy importante para garantizar que el trabajo se desarrolle sin problemas y se termine en la fecha acordada, por debajo del presupuesto establecido para el proyecto. Esta fase previa a la construcción puede durar desde un par de semanas hasta varios meses, dependiendo de la escala y el alcance del trabajo.

Dado que este periodo de planificación es una parte tan vital de un trabajo de construcción, no es gratuito, sobre todo porque la empresa o el contratista que realiza la planificación previa a la construcción puede que ni siquiera acabe ganando la licitación para el trabajo. El coste de la fase previa a la construcción varía mucho en función del alcance del proyecto, la ubicación y otros factores, pero no suele ser un gasto importante.

El coste de pre-construcción suele oscilar entre el uno y el tres por ciento del coste total del proyecto, aunque se trata de una tarifa completamente independiente y no incorporada. Esta tasa de pre-construcción se pagará antes de que se adjudique una oferta para la construcción real, pero podría suponer un importante ahorro a lo largo del proceso.

Un trabajo de construcción que se inicia sin una planificación exhaustiva previa a la construcción probablemente no estará preparado cuando surjan problemas. Sin embargo, los trabajos con una cuidadosa planificación previa a la construcción contarán con imprevistos en el presupuesto para hacer frente a la mayoría de las situaciones, manteniendo el proyecto en línea y dentro de su presupuesto original o cerca de él. También hay otras razones por las que la planificación previa puede suponer un ahorro.

Cómo la planificación previa a la construcción puede ahorrarle dinero

Aunque la planificación previa a la construcción no es gratuita, al final puede suponer un gran ahorro en el trabajo de construcción. Esto se debe a una serie de razones.

En primer lugar, durante el periodo de preconstrucción, el contratista incluirá en el presupuesto los imprevistos necesarios en caso de que las cosas vayan mal. El contratista utilizará sus conocimientos y experiencia para predecir ciertas situaciones y lo que costarían, y se preparará para esas circunstancias dentro del presupuesto. De este modo, no habrá gastos sorpresa en caso de que algo vaya mal, y el proyecto no se saldrá de su calendario y presupuesto.

Al planificar minuciosamente el trabajo de construcción, el contratista también podrá buscar oportunidades de ahorro. Esto puede incluir materiales de construcción o componentes más baratos que podrían ahorrar cientos o miles de dólares en el coste total del trabajo. También buscará formas de aumentar el valor global del producto final, lo que será beneficioso en el futuro.

Cosas como el uso de materiales sostenibles o componentes más eficientes energéticamente pueden hacer que el edificio sea más "verde", lo que puede reducir drásticamente las facturas de energía en los próximos años. En lo inmediato, esto puede tener valor para ti o para tu empresa si coincide con tu filosofía.

Todos estos factores, junto con la tranquilidad de saber que su proyecto se ha planificado correctamente desde el principio hasta el final, aumentarán el valor de su obra y harán que el coste inicial de la preconstrucción merezca la pena.

Interés previo a la construcción

Para los propietarios de viviendas, otro gasto que hay que tener en cuenta es el interés previo a la construcción. El periodo de pre-construcción comienza cuando el propietario toma un préstamo para un proyecto y termina en el momento en que el propietario paga totalmente el préstamo o el 31 de marzo directamente se termina la construcción de la casa.

El propietario deberá pagar la totalidad de los intereses del préstamo antes de que se complete la obra. Este interés se denomina interés del préstamo hipotecario previo a la construcción. Cualquier interés posterior al corte del 31 de marzo se considera post-construcción interés. Consulte nuestro blog relacionado sobre el fase posterior a la construcción y qué esperar.

Hay algunas consideraciones fiscales cuando se trata de estos intereses previos a la construcción.

¿Es el interés de la pre-construcción EMI o EMI completo?

EMI son tres letras con las que tendrá que familiarizarse íntimamente si piensa pedir un préstamo hipotecario. El EMI, o cuota mensual equivalente, es una cantidad fija que pagarás cada mes por tu préstamo. No se trata sólo de los intereses, sino también de la amortización del capital.

Si adquiere un inmueble que está en construcción, la entidad crediticia puede optar por vincular el desembolso del préstamo hipotecario al resto de la construcción del inmueble. En estos casos, es posible que se le pida que pague el pre-EMI o que elija entre el pre-EMI y el pago completo del EMI.

Ventajas fiscales de un préstamo hipotecario

Por suerte, es posible que no tenga que pagar por completo estos intereses. Puede tener derecho a deducciones fiscales por la amortización del principal y los intereses de un préstamo hipotecario. Las condiciones para estas deducciones incluyen el tiempo que se tarda en completar el proyecto y el tipo de vivienda. Para cobrar la deducción por la vivienda, la construcción debe estar terminada en un plazo de tres años a partir del final del ejercicio en el que se pidió el préstamo hipotecario. En realidad, una reciente modificación ha ampliado este plazo para el ejercicio 2017-18 (año actual 2018-19). Durante este periodo de tiempo, tienes cinco años para cobrar la deducción por préstamo hipotecario.

El tipo de vivienda también influirá en sus deducciones. Esto se debe a las normas relacionadas con el cálculo del impuesto sobre la renta o los ingresos de la propiedad de la vivienda. Éstas variarán en función de si la vivienda es una propiedad autoocupada (utilizada durante todo el año únicamente por el propietario para sus fines residenciales), una propiedad alquilada o si la casa está vacía. Si la casa está desocupada, se considera que está "alquilada" y se espera que genere ingresos para usted. Por lo tanto, tendrá que pagar impuestos por lo que podría haber ganado.

Por lo que respecta a los intereses previos a la construcción, la deducción estará disponible con independencia de que el inmueble esté ocupado o alquilado. No habrá deducción sobre el importe principal reembolsado durante la construcción, sólo sobre los intereses.

Existen límites en cuanto a la cantidad de intereses que se pueden obtener para una vivienda ocupada por uno mismo, pero una vivienda alquilada no tendrá esas limitaciones. Los intereses reales pagados durante y los intereses pagados antes de la construcción podrán ser objeto de una deducción fiscal.

Cómo reclamar una deducción por préstamo de pre-construcción

Los intereses que haya pagado durante el periodo previo a la construcción deben sumarse y reclamarse como deducción en cinco plazos iguales durante cinco ejercicios consecutivos. Esto comenzará en el año de finalización de la construcción. Recuerde que el periodo de pre-construcción comienza cuando usted contrata un préstamo para la vivienda y termina cuando la construcción está terminada o usted ha pagado el préstamo. No puede solicitar una deducción ni recibir una devolución del préstamo principal durante los años en que su vivienda está en construcción, sólo después de que esté terminada.

Cómo calcular los intereses previos a la construcción

Hay algunos pasos que puede seguir para calcular por su cuenta los intereses previos a la construcción.

Paso 1: Encuentre la fecha de inicio de su préstamo hipotecario.

La fecha en la que usted contrató el préstamo sobre su vivienda es la fecha en la que comenzaron sus intereses previos a la construcción.

Paso 2: Busque la fecha en que se terminó la construcción o en la que pagó el préstamo y entró en posesión de la vivienda.

Paso 3: Trabaje hacia atrás para encontrar la última fecha del ejercicio que precedió inmediatamente a la fecha de finalización o adquisición. De nuevo, será el 31 de marzo inmediatamente anterior a la finalización de la construcción.

Paso 4: Utilice las fechas que ha obtenido en los pasos 1 y 3 para calcular el periodo anterior a la construcción, también conocido como "periodo previo".

Paso 5: Calcule el importe de los intereses totales que ha pagado durante este periodo de preconstrucción.

Paso 6: A continuación, calculará los intereses admisibles del período anterior. Será el total de intereses pagados que acaba de calcular en el paso 5, dividido por 5. Se divide por 5 porque la deducción se le pagará durante un periodo de 5 años tras la finalización de la construcción de su vivienda.

Paso 7: Reclama el número que has obtenido en el paso 6.

Las matemáticas pueden parecer una carga, pero sin duda merecen la pena para recuperar parte de los intereses que pagó por su casa. Todo ayuda, especialmente durante el costoso proceso de compra de una casa.

Afortunadamente, la pre-construcción también implica algunas medidas para ayudar con estos costes. Ya hemos hablado de ellas, pero aquí profundizaremos un poco más en la estimación y el control de los costes.

Estimación y control de costes previos a la construcción

Durante la fase de preconstrucción, los contratistas elaborarán un presupuesto inicial para el proyecto, con el objetivo de ajustarse a la cifra que les haya dado el cliente. Para ello, estudiarán todos los aspectos del proyecto. Esto puede incluir los costes de los materiales, los trabajadores, el equipo, ciertas opciones de ahorro, la detección de riesgos y la inclusión de contingencias, y la revisión de todas las posibilidades.

El contratista presentará una estimación de los costes de cada aspecto del proyecto, en lugar de limitarse a dar un total general del mismo. La estimación de costes se formulará basándose en las condiciones del mercado, la experiencia previa en trabajos similares y otros factores. Esto ayuda a informar a los clientes sobre los gastos de cada paso del proceso de construcción, desde la pre-construcción hasta el despiece y la finalización del proyecto.

El control de costes ayudará a limitar el coste global utilizando los conocimientos y la experiencia del contratista para encontrar métodos de construcción más rentables. Pueden encontrar estos costes más bajos utilizando software de control de costes, ingeniería de valor o software de modelado de información de construcción. Estas son sólo algunas de las muchas herramientas que tiene a su disposición la empresa constructora.

Tanto la estimación como el control de costes forman parte del proceso de planificación previa a la construcción. Estos costes previos a la construcción suelen amortizarse por el valor que aportan al ahorrar dinero al cliente más adelante, ya sea por la selección de materiales o por los métodos de construcción.

Planificar cuidadosamente el alcance de la obra, programar cada elemento e hito de la producción y presupuestar cada escenario permitirá al cliente sacar el máximo partido a su proyecto de construcción. Contacto con nosotros o programar una demostración para más información

Fuentes:

https://www.bemoneyaware.com/blog/pre-construction-home-loan-interest-itr/

http://www.succinctfp.com/index.php/how-to-calculate-pre-construction-home-loan-interest-for-it-deduction-purpose/

https://www.incometaxindia.gov.in/Lists/FAQs/DispForm.aspx?ID=194&ContentTypeId=0x0100591FF5B9D5FE774DB7337F91AB174036

 

Jeff Gerardi
Presidente y CEO
Jeff Gerardi es el dueño, Presidente y CEO de ProEst Estimating Software. Nacido en una familia de propietarios de negocios, Jeff ha tenido por mucho tiempo un espíritu empresarial. Por eso, en 1992, acogió la oportunidad de hacerse cargo de la pequeña empresa de software de estimación en la que trabajaba.
© Copyright 1976 - 2021 - ProEst - Todos los derechos reservados.
Avisos legalesPolítica de privacidad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebookk-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram